Delta del Ebro

El Delta del Ebro nos ofrece un marco de naturaleza incomparable, único y singular. Un paisaje de una gran riqueza biológica que reúne una diversidad de flora y fauna, de un valor incalculable.

El Parque Natural del Delta del Ebro se encuentra en el límite sur de Cataluña, en la provincia de Tarragona. Fue declarado parque Nacional en 1983 y actualmente cuenta con más de 7.000 hectareas que forman la Reserva de la Biosfera de las Tierras del Ebro.

Se trata sin duda de uno de los parajes más especiales, mágicos y espectaculares de la geografía catalana, por sus tierras totalmente planas que le dan un aspecto particular, por los extensos arrozales, cambiantes según las estaciones (terrosos en invierno, inundados de agua a la primavera, verdes en verano), dominando la fisonomía del Delta,por las kilómetricas playas y por los pueblos con encanto que lo conforman.

Actividades a realizar

En el Delta del Ebro se pueden realizar una gran variedad de deportes de aventura, como escalada, senderismo, pesca deportiva, navegar en canoa, tiro con arco, esquí acuático, submarinismo, mountain-bike, y un largo etcétera

Rutas en bicicleta

Pistas de tierra, tranquilidad, arrozales, playas… Todo este entorno favorece a un turismo activo en Bicicleta por los pueblos del Delta del Ebro

Birdwatching

Para los amantes de las aves, este es un paraíso entre las que viven todo el año y las migratorias, la cuenta supera los 250.000 ejemplares en la reserva del parque natural.

Si falta el tiempo para ir a observarlas… Seguro que podremos escuchar sus cantos

Disfrutar de las playas

Variedad de actividades náuticas se pueden llevar a cabo en las diferentes costas y en el Mediterráneo, como kayak, kidsurf, tumbarse al sol…

Información adicional